sábado, 9 de agosto de 2014

Reseña: Rompiendo las normas - Katie McGarry

¡Hola! Llevo unos días sin publicar una entrada a pesar de que ya tenía una reseña hecha. Últimamente solo estoy leyendo libro románticos, no sé por qué, pero los estoy disfrutando y eso es lo que cuenta, ¿no? Hoy os traigo la reseña de Rompiendo las Normas, de Katie McGarry, un libro que he leído hace poco, que me ha gustado mucho y del que estoy deseando hablaros.


Título: Rompiendo las normas 
Autor: Katie McGarry
Nº de páginas: 425
Editorial: Darkiss
Saga: Pushing the limits 1/5
Formato: Tapa blanda
Sinopsis:
Me dicen que sea una buena chica, que saque buenas notas, que sea popular... No saben nada sobre mí.
No recuerdo la noche que cambió mi vida. La noche en que pasé de ser popular a ser un bicho raro y marginado. Y mi familia está decidida a que siga así. Decían que la terapia me ayudaría. No se esperaban a Noah. Noah es el tipo de chico sobre el que me advertían mis padres. Pero es el único que me escucha. El único dispuesto a ayudarme a averiguar la verdad. Sé que cada beso, cada promesa y cada caricia son algo prohibido.
Pero ¿y si encontrar tu destino significa romper todas las normas?

Primera frase
―Mi padre es un maniático del control, odio a mi madrastra, mi hermano está muerto y mi madre... bueno... tiene problemas.

Opinión personal (sin spoilers)


    Rompiendo las normas es un libro del que esperaba muchos tópicos, sobre todo en lo referente a los personajes, pero a pesar de ello lo cogí con ganas, esperando que esos tópicos estuviesen bien llevados. Me alegra decir que es un libro que me ha sorprendido para bien.

    Esta es la historia de dos adolescentes con problemas. Echo intenta recordar los sucesos del accidente que la dejó con largas cicatrices en los brazos. Además, su padre no deja de controlarla y acaba de casarse con la que fue su niñera, quien además está embarazada. Por otro lado está Noah, un chico que no siempre fue malo. Antes era alguien ejemplar, pero tras un incendio él y sus hermanos pequeños se quedaron solos. Después de que Noah pegara a su primer padre de acogida, le separaron también de sus hermanos. Él teme que se olviden de él, por eso hará lo imposible para conseguir su custodia.
    ¿Y por qué van a coincidir Echo y Noah? Sencillamente porque ella necesita dinero para arreglar el coche de su difunto hermano - y que gracias a ello sienta que el hueco en su corazón queda rellenado -, y gracias a la señorita Collins, la terapeuta de los dos protagonistas, ella le dará a él clases particulares. A partir de eso empezarán a conocerse, y más tarde, a quererse.

―Si tienes miedo, dímelo. Si necesitas llorar y gritar, entonces hazlo. Y no me des la espalda porque pienses que es lo mejor para mí. La realidad es que deseo estar a tu lado, Echo. Si quieres ir al centro comercial completamente desnuda para poder mostrarle al mundo tus cicatrices, entonces deja que te dé la mano. Si quieres ver a tu madre, dímelo también. Puede que no siempre lo comprenda, pero lo intentaré, cariño.
    A primera vista puede parecer un romance de instituto normal y corriente, pero a pesar de que sí hay algunos tópicos, la historia es bastante peculiar y está muy bien construida y llevada. Tiene un ritmo muy bueno y constante que mantiene la intriga sobre los secretos de los protagonistas. Los dos cuentan la historia, un capítulo Noah y otro Echo. Me ha gustado muchísimo cómo lo ha llevado la autora, aunque la verdad es que si tuviera que elegir, me quedo con el punto de vista de Noah.

    Me han gustado muchísimo los protagonistas, porque me han parecido realistas y muy bien perfilados. Echo sufre amnesia desde su accidente, y solo quiere recordar lo que le pasó. Al principio no me gustaba mucho que cerrase la boca delante de su padre, pero a medida que va evolucionando se hace más decidida y se convierte en una chica fuerte que me ha encantado. Noah solo desea intentar reconstruir su familia, y pensará que ha de hacerlo solo. Me ha encantado este personaje y su determinación para hacer cualquier cosa con tal de proteger a sus hermanos. Es un amor de chico. Hay varios secundarios, pero la verdad es que debido a algunos tópicos no me han llamado especialmente la atención.

    Me ha gustado mucho la pluma de Katie McGarry. Es sencilla y utiliza un lenguaje muy actual, aparte de que sabe hacer que la novela sea amena gracias a su ágil ritmo. Tiene una forma bonita pero muy dura de expresar el dolor hacia la pérdida de los seres queridos, pero también te muestra la cara de la esperanza, que te dice que sigas adelante y luchando. Es algo que he apreciado mucho.

Sentí un vuelco en el estómago cuando Noah me dedicó su sonrisa perfecta y me miró como si estuviera desnuda. Luke solía provocarme mariposas. Noah me provocaba terodáctilos mutantes.
    Me ha gustado mucho el romance. No es amor instantáneo sino que los protagonistas se enamoran poco a poco, conociendo los secretos el uno del otro a medida que toman confianza. Me gusta que en las historias de amor, a pesar de ser dramáticas, también haya escenas humorísticas, y en este libro las hay.

    El final me ha parecido perfecto para cerrar el libro. Creo que podría haber acabado de varias formas, pero sin duda la autora ha elegido la mejor. Creí que la historia de Echo y Noah continuaba en los otros libros de la saga - lo cual me parecía ridículo porque tiene un final ideal - pero he estado mirando y he visto que el resto de libros son para otros personajes como los amigos de los protagonistas. No sé si leeré el resto de libros, porque esos personajes no me han causado una gran impresión, pero si lo hago espero poder conectar más con ellos.

    Sin duda el gran pero de este libro han sido los excesivos errores de edición. Entiendo que se les pase una tilde o una coma, pero otra cosa es que las frases no tengan sentido y que haya que releer párrafos enteros para enterarse de lo que está ocurriendo. Pasando eso por alto, el libro se lee rápidamente y es una lectura que he disfrutado mucho.

A Echo no le temblaban los hombros. Tampoco lloraba. Los peores llantos no eran los que todos veían. Los peores llantos sucedían cuando tu alma lloraba y no había manera de consolarte, hicieras lo que hicieras. Un trozo de ti se marchitaba y surgía una cicatriz en la parte de tu alma que sobrevivía. Para la gente como Echo o como yo, nuestras almas tenían más cicatrices que vida.
En resumen, Rompiendo las Normas es una historia sobre el dolor y la pérdida, pero también sobre la esperanza, la superación, y sobre todo, el amor. Con una prosa sencilla, directa y bonita, Katie McGarry narra una historia conmovedora con unos personajes que lucharán hasta el final por lo que quieren.

       Lo mejor: Los protagonistas y cómo se desarrolla su relación.
       Lo peor: Los errores de edición.
       Te gustara si... te apetece leer una historia dura pero romántica.


Puntuación:
4/5
Un libro precioso con una historia cruda y realista.

Muy recomendable


¿Lo habéis leído o queréis hacerlo? ¿Os ha gustado? ¡Contádmelo en los comentarios!

Laura

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Te lo recomiendo, porque además se lee enseguida. Ojalá te guste ;)

      Eliminar